Aceites esenciales, consejos de cómo usarlos

aceites-esenciales-como usarlos

Uso externo, en masajes.

Los masajes con aceites esenciales son sumamente eficaces y estimulantes, se emplean frecuentemente para aliviar dolores en zonas específicas, como espalda baja, esguince, cervical cabeza, pies, también se emplean en irritaciones en la piel, entre otros.

masajes-aceites-esenciales

No se aconseja utilizar los aceites esenciales directamente sobre el cuerpo, por el grado de concentración de los  mismos que pudiera causar irritación, se deben de mezclar con ungüentos o similares, que disuelvan la cantidad de miligramos concentrados en la preparación y que ayuden a realizar la terapia del masaje.

Vía oral.

No es muy aconsejable el empleo de los aceites esenciales por vía oral, si aún así les resulta favorable, se deben de seguir las instrucciones de uso. Por lo general no deben tomarse mas de dos gotas de aceites esenciales en cada toma y no más de tres veces al día, se recomienda disolverlos en agua que puede endulzarse con miel.

Si se mezcla con alguna infusión debe de tener similar efecto terapéutico que el aceite o que complemente el tratamiento a seguir.

Vía olfativa como Inhalaciones o Vaporizaciones.

Se emplean tradicionalmente en caso de resfriados y sinusitis. Se le añaden entre 20 y 25 gotas de aceites esenciales con propiedades descongestionantes al agua hirviendo y se procederá a realizar las vaporizaciones al menos tres veces al día. Aunque algunos especialistas insisten en no añadirles olores a las vaporizaciones es muy frecuente realizarlas con aceites esenciales. 

¿Existen algunas contraindicaciones?

Los aceites esenciales, al igual que otros medicamentos, pueden ser tóxicos si existe alguna sobredosificación o si se es sensible o alérgico a alguno de sus componentes.

Por tal motivo se les aconseja seguir las instrucciones de uso, así como realizar pruebas antes de su uso, es decir untarlo en algún pequeño lugar del cuerpo y esperar varias horas para ver si presenta alguna reacción.

Cuidar de la humedad, el calor, aire y luz, ya que estos factores pueden disminuir su calidad. Por lo que generalmente se recomienda conservarlos en lugares, frescos, secos y en frascos oscuros cerrados herméticamente.

Evitar su ingesta continuada por más de tres semanas consecutivas.

Artículos relacionados

Encuentra aquí lo que estas buscando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.