Remedios con cúrcuma para aliviar dolores por la inflamación de articulaciones y músculos.

3 Formas fáciles de usar la cúrcuma para los dolores musculares y articulaciones.

dolor-articulaciones-huesos

En esta ocasión quiero compartir contigo tres formas de utilizar la cúrcuma que te ayudarán con los dolores causados por inflamaciones de articulaciones y músculos. Estos preparados naturales con cúrcuma se pueden usar para aliviar los dolores por reumatismo, artritis, artrosis, la gota (ácido úrico elevado), dolores musculares y golpes.

La cúrcuma es una planta muy conocida en el mundo entero, su uso se remota a más de 2000 años atrás. Al principio fue empleado como colorante para tejidos, luego como condimento y gracias a sus propiedades antinflamatorias y antioxidante se ha ganado un puesto dentro de las plantas medicinales más usadas en la actualidad.

Contenido

3 remedios caseros para aliviar dolores por la inflamación de articulaciones y músculos.

1. Aceite de cúrcuma.

Ingredientes.

  • 120 gramos de cúrcuma.
  • 48 gramos de aceite de oliva o de romero.
  • 1 frasco de vidrio ámbar esterilizado.
curcuma en polvo
Cúrcuma en Polvo

Preparación.

  1. Colocar los 120 gramos de cúrcuma en polvo o rayar cúrcuma fresca, en el pomo de cristal.
  2. Verter 48 gr aceite elegido en el frasco previamente esterilizado y seco.
  3. Cerrar bien el frasco y mezclar.
  4. Etiquetar el frasco poniéndole fecha y producto que se está realizando.
  5. Colocar en un lugar oscuro y seco entre 30 y 45 días.
  6. Mover la mezcla al menos 1 vez por semana.
  7. Pasado el tiempo colar.
  8. Guardar en un frasco ámbar.
  9. Conservar en un lugar fresco y seco, alejado del calor.

Modo de uso.

Aplicar unas goticas de la mezcla en la zona de dolor de 2-3 veces al día, envolver la zona para mantener el calor y evitar manchar los tejidos de la ropa, ya que es de un colorante muy fuerte.

2. Ungüento de cúrcuma, jengibre y árnica.

Ingredientes.

  • 120 gramos de cúrcuma.
  • 120 gramos de jengibre.
  • 120 gramos de flores secas trituradas de árnica
  • 50 gramos de pimienta negra.
  • 60 gramos de aceite de coco o vaselina .
  • 50 gramos de aceite de oliva o de romero.
  • 1 bote de cristal.
  • 1 colador.
  • 1 gasa.
  • 1 bote de cristal ámbar esterilizado.

Preparación.

  1. Colocar los 120 gramos de cúrcuma, jengibre, árnica y los 50 gramos de pimienta negra en un recipiente de cristal.
  2. Verter 60 gr aceite de coco o vaselina.
  3. Colocar el recipiente a baño maría en fuego lento hasta llegar al punto de fusión.
  4. Retirar del fuego y verter 50 gramos de aceite de oliva o aceite de romero.
  5. Colar la mezcla ayudado con una gasa fina.
  6. Guardarlo en un frasco de cristal ámbar.
  7. Cerrar bien el frasco y mezclar.

Modo de uso.

Untar en la zona de dolor de 2-3 veces al día, vendar la zona ya que la mezcla mancha los tejidos.

Gracias a sus propiedades antinflamatorias de la curcumina presente de la cúrcuma y los potenciadores de las plantas empleadas, este ungüento te ayudará a combatir el reumatismo, dolores en las articulaciones y los dolores causados por la concentración de cristales de ácido úrico.

Todas las propiedades del jengibre aquí.

3. Crema de cúrcuma.

Ingredientes.

  • 12 gramos de cera de abeja.
  • 24 gramos de aceite de cúrcuma.
  • 2 gotas de aceite de almendras
  • 1 bote de vidrio ámbar esterilizado.

Preparación.

  1. Colocar en un recipiente de cristal 12 gramos de cera de abeja.
  2. Mezclar 24 gramos oleato de cúrcuma en el recipiente de cristal.
  3. Poner a baño maría a fuego lento el recipiente con la mezcla hasta que llegue al punto de fusión.
  4. Retirar del fogón.
  5. Agregarle a la mezcla 2 gotas cualquier aceite vegetal con propiedades antioxidantes como aceite de germen de trigo o el de almendras.
  6. Envasar el ungüento en un recipiente de cristal preferentemente.
  7. Dejar reposar el ungüento unas horas hasta que muestre la consistencia sólida.
  8. Tapar y Guardar en lugar fresco, resguardado de la luz y el calor.

Modo de uso.

Para dolores, torceduras, tendinitis y artritis se aconseja masajear en lugares tensionales como los hombros y pies para desestresar la zona contraida, también se debe de aplicar en la zona de dolor de 2-3 veces al día, por ser un colorante fuerte se recomienda  envolver la zona de la aplicación, con esto también mantendrás más prolongado el calor de la mezcla en la zona afectada.

Y como siempre les digo, consulte a su médico si está tomando alguna medicación y haga el test de sensibilidad antes de aplicarse cualquier preparado.

Tu opinión es importante para mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.